En ITV Ice Makers siempre recomendamos hielo de calidad como el que producen nuestras máquinas cuando se trata de enfriar bebidas, alimentos o para usos terapéuticos. Sin embargo, también conocemos otras formas de crear hielo que pueden servir para entretener o hacer ”magia” y sorprender a alguna visita y sobre todo a los más pequeños de la casa. Es por ello que hoy descubriremos el truco que convierte el agua en hielo en un instante.

Para realizar correctamente este truco, es necesario seguir una serie de pasos. El primero de ellos es conseguir una botella de agua purificada y sobre enfriarla, sin congelarla, a -40ºC. Probablemente en casa el máximo del congelador sean -24ºC, así que también es posible usar esta opción si se deja el agua durante unas 3 horas.

Una vez tenemos el agua sobre enfriada, el último paso es dar un golpe a la botella. Esto genera una leve cantidad de energía que junta las moléculas del líquido elemento y da lugar a la formación de los cristales de hielo, los cuales formarán una reacción en cadena por toda la botella. Este vídeo deja claro el método que os acabamos de explicar y algunos trucos extra para sorprender a todos.

 

¿Te ha gustado?