La gran mayoría de los usuarios de máquinas de hacer hielo se confían y descuidan completamente el mantenimiento básico de sus equipos. Esto, evidentemente, es un problema que puede causar el daño parcial o total del equipo, comprometiendo así la producción de hielo.

Aun cuando invertimos en máquinas de hacer hielo de altísima calidad, como las que hacemos en ITV, un cuidado mínimo en términos de mantenimiento es necesario para mantener todo funcionando en absoluto orden.

En ITV Ice Makers, queremos que nuestros lectores puedan ofrecer un mantenimiento adecuado a sus equipos, pudiendo disfrutar así de la máxima durabilidad y calidad. Afortunadamente, conseguir este estado óptimo no requiere grandes esfuerzos o sacrificios. Al contrario, los breves tips que hoy te ofrecemos serán más que suficientes.

Reemplazar los Filtros de Agua de Forma Recurrente

Los filtros de agua funcionando internamente en las máquinas de hacer hielo ITV son responsables de mantener el agua purificándose de forma constante. Además del factor higiene, totalmente necesario para que el hielo producido sea apto para el consumo humano, los filtros también remueven posibles impurezas y sedimentos minerales.

Dichos elementos presentes en el agua pueden acumularse dentro de diferentes componentes del equipo y causar daños considerables con el tiempo. Para ello, los filtros están constantemente operando, removiendo dichas impurezas y permitiendo al agua circular por el sistema sin dejar residuos.

Como podremos imaginar, los filtros dentro de las máquinas de hacer hielo se van saturando con los residuos presentes en el agua. Esto quiere decir que, con el tiempo, el filtro pierde la capacidad de purificar el agua, afectando el resto de los componentes. Aquí reside la importancia de reemplazar los filtros de forma recurrente.

Realizar una Limpieza Delicada Cada 6 Meses

Las máquinas de hacer hielo suelen ensuciarse con frecuencia. Las bajas temperaturas y la manipulación del agua en todo momento pueden generar la acumulación de suciedad debido a la inevitable presencia de polvo en el ambiente. Si observamos el equipo por dentro, bajo la carcasa plástica o de acero inoxidable, veremos la suciedad acumulada después de un par de meses.

Esta suciedad acumulada no es solo poco higiénica, sino que también afecta la capacidad del equipo para mantenerse a una temperatura adecuada durante la producción de hielo. Esto quiere decir que realizar una limpieza delicada cada 6 meses es una gran idea, esto para evitar exceso de suciedad sobre los componentes internos

No Utilizar Paños Húmedos o Mojados

Relacionado con el consejo anterior, este otro se refiere a evitar cualquier uso de paños húmedos o mojados durante la limpieza de los componentes internos. Aunque parece ser sentido común, muchas personas cometen en fatídico error de mojar los componentes mientras se limpia.

No hay que olvidar que las máquinas de hacer hielo ITV son equipos que funcionan con electricidad y el agua o la humedad excesiva puede causar fallos que pueden resultar realmente peligrosos para la persona que lleva a cabo la limpieza.

Prestar Especial Atención al Moho y las Escamas de Hielo

Como ya hemos mencionado, una máquina de hacer hielo genera bajas temperaturas en varios de sus componentes internos, por lo que la humedad es una constante. Esta humedad, muchas veces a niveles estables e inofensivos, puede dar piel a la aparición de moho.

El moho suele generarse en pequeños espacios, entre el plástico y la goma presente en el equipo. Esto genera mucha suciedad y pudiera entorpecer la operación de la máquina. Una situación muy similar es la de las escamas de hielo, las cuales afectarán, sin lugar a duda, la producción de hielo, pudiendo también amenazar la vida útil del equipo al causar fallos mecánicos o eléctricos.

Tips para mantener tu máquina de hacer hielo en buen estado
5 (100%) 1 vote