Se acerca el verano y las ganas de tomar un cocktail al sol o disfrutar de una agradable noche en terrazas al aire libre aumentan considerablemente. En muchas ocasiones, la mañana siguiente a una noche de combinados con amigos se hace cuesta arriba debido a resacas que nosotros creemos que son provocadas por el clásico “garrafón”. Y sí, que te hagan ver que están sirviendo bebida de calidad y que luego no sea tal, provoca muchos dolores de cabeza al día siguiente. Pero no más que el hielo de mala calidad.

Un hielo mal filtrado que contiene impurezas que se precipitan a medida que el hielo se deshace, son como pequeños alfileres que pasan a la sangre y al cerebro ayudado por el gas haciendo que se incrusten en las neuronas. Ahí está la explicación.

bebida1

¿Cómo evitarlo? La solución está en cómo producimos el hielo, no se trata solo de tratar el agua, una máquina productora de hielo es la respuesta. Aquí es donde entrarían las máquinas de ITV, y su tecnología patentada, que consigue que solo las gotas más puras del agua se conviertan en cubitos, transparentes, cristalinos y brillantes.

Y es que el hielo, sobre todo, se usa para enfriar y rebajar el grado alcohólico de modo suave y disimulado. Por eso los cubitos deben ser muy compactos para evitar que la bebida se agüe en exceso. Con ITV, harás que tu Manhattan de verdad te traslade a Nueva York, y no a la pescadería. A la mañana siguiente, todo será mucho más sencillo.

bebida2

¿Te ha gustado?