Purificación del agua: distintos procesos para una misma finalidad
5 (100%) 1 vote

La purificación del agua puede realizarse mediante varios métodos, de forma manual o mediante tratados químicos. Purificar el agua significa eliminar cualquier residuo u organismos que pueden ser dañinos para el ser humano del agua, convirtiéndola así en agua potable. Hay alguno de estos procesos que se pueden realizar artesanalmente en casa.

Antiguamente, para la purificación del agua se realizaban filtros caseros en grifos y tuberías, los cuales mejoraban la calidad del agua y ayudaban al medio ambiente, evitando comprar agua embotellada.

Después de saber en qué consiste la purificación del agua, el artículo de hoy de ITV daremos la explicación de los distintos procesos de purificación.

Hervir el agua para eliminar microorganismos

Para eliminar cualquier organismo que habite en el agua mediante el proceso de ebullición, es necesario que esta hierva durante al menos un minuto. Después de la realización de dicho proceso, es probable que el agua adquiera un sabor extraño, el cual puede mejorarse cambiando el agua de envases y añadiendo un poco de sal por cada litro de agua.

Purificación del agua mediante luz solar

Este es uno de los procesos de purificación más sencillos que se conocen. Este requiere que se llenen botellas transparentes de agua y se expongan a la luz solar durante al menos cinco o seis horas. La exposición a los rayos ultravioleta (UV) causan la muerte de los organismos vivos en el agua, o impidiéndoles reproducirse. Este método de purificación del agua se le denomina SODIS.

Uso de químicos naturales para tratar el agua

Hay varios elementos químicos, los cuales son ideales para purificar el agua: el cloro y el yodo. Estos están presentes en pastillas específicas, las cuales se comercializan en el mercado y sirven para purificar el agua perfectamente.

El proceso consiste en agregar una de estas pastillas en un recipiente con el agua que se quiera purificar. Esta mezcla debe dejarse reposar entre 30 minutos y 4 horas para que el agua sea completamente potable, dependiendo también de la cantidad de la cantidad de agua que se desee purificar. Es conveniente, una vez finalice dicho proceso, dejar airear el agua durante una hora aproximadamente e ir cambiándola de recipientes.

Montaje de un osmotizador

Este sistema de purificación del agua consigue eliminar prácticamente en su totalidad todos los microorganismos existentes en el agua, con una efectividad del 99%. Se debe tener en cuenta el lugar de instalación, habitualmente debajo del fregadero de algún mueble anexo a este, oculto para que no se vea a simple vista.

Algunas de las ventajas de instalar un equipo de osmosis en casa son:

  • Beber agua pura en todo momento del grifo de casa
  • Reducir el riesgo de enfermedades o infecciones con la eliminación de organismos que pueden habitar en el agua
  • Sistemas fáciles de instalar y prácticamente invisibles
  • Ahorro de dinero en cuanto a la compra de agua embotellada, por los que colaboramos con la mejora del medio ambiente
  • Mejorar el sabor del agua que sale directamente del grifo, además de ser también más saludable

Este proceso se hace uso de la presión para ir eliminando dichos residuos por capas:

  • Piedras
  • Arena gruesa
  • Arena fina
  • Carbón

Este vídeo muestra la creación del osmotizador casero, el cual es explicado más detalladamente y con imágenes lo que hemos comentado anteriormente:

Estos son los métodos más utilizados para purificar el agua artesanalmente, con lo que podemos evitar así la compra de agua embotellada, favoreciendo nuestra economía y el medio ambiente.

¿Y tú? ¿Sabes algún proceso que no hayamos comentado para la purificación del agua, o has utilizado alguna vez uno?