Anualmente, muchos ríos y lagos de las zonas más frías de nuestro planeta se congelan completamente. Sin embargo, la gente aficionada a la pesca sabe cómo aprovecharlo.

A esta técnica se le conoce como ice fishing. La idea es crear un agujero en la zona helada en la que quieras pescar, esto para poder tener acceso al agua y tirar la caña. En la gran mayoría de los casos, no es necesario adquirir ninguna licencia para practicar dicho hobby.

Preparativos Previos

Antes de empezar a realizar dicha práctica, es necesario tener en cuenta algunos conceptos previos.

En cuanto a la ropa, teniendo en cuenta que vamos a realizar una práctica en la que la gran mayoría del tiempo vamos a estar parados, hay que ir muy bien abrigados, si es posible con varias capas y con ropa térmica. Los guantes y gorros son imprescindibles. También es recomendable llevar comida y bebida caliente para mantener la temperatura de nuestro cuerpo en las mejores condiciones.

Para agujerear el hielo será necesario una barrena básica o taladro especializado, así como cañas y anzuelos preparados para la pesca.

En el caso de no estar solos en el rio o lago congelado donde vayamos a pescar, es recomendable dejar una distancia de seguridad de unos veinte metros antes de agujerear el hielo.

Dónde y Cuándo Pescar

Finlandia y Laponia suelen ser los destinos más habituales para realizar la pesca en el hielo, debido a sus grandes cantidades de lagos y ríos a bajas temperaturas. Además, en esas zonas existe una gran cantidad de espacio, debido a las dimensiones de los lagos. También son tan recomendables estos sitios por su silencio y tranquilidad, ya que para pescar son totalmente necesarios. En el norte de Finlandia existen cabañas cerca de lagos helados para alquilar e incluso excursiones dedicadas a esta práctica.

La mejor temporada para realizar esta pesca es en primavera. Según los expertos, los peces en esta época del año suelen picar más en los cebos y las temperaturas no son tan extremas como en invierno.

Técnicas Más Usadas

Lo más habitual es llevar anzuelos ultraligeros o utilizar larvas. Al usar anzuelos ultraligeros, lo más recomendable es buscar lugares tranquilos, donde el agua esté calmada para lanzarlo paralelamente a la orilla.

Cuanto más caliente esté el agua, más probabilidades de pesca tendrás, por lo que en los lagos helados es recomendable hundir el anzuelo lo máximo posible, ya que al contrario que los lagos normales, cuanto más abajo profundizas, más caliente está el agua.

Los anzuelos con larvas suelen ser muy efectivos, ya que es un cebo ideal para los peces. Además, su forma ayuda a que, una vez el pez haya picado, sea más sencilla su extracción del gancho. Es necesario lanzar dicho azuelo también en aguas tranquilas.

Riesgos del Ice Fishing

La pesca en hielo, por lo general, suele ser una práctica bastante segura y más todavía si vas acompañado de guías o gente que conozca la zona, pero siempre hay riesgos y medidas que hay que tener en cuenta.

El grosor del hielo, por lo general en los lagos, suele ser suficiente como para aguantar nuestro peso, pero también pueden existir zonas en las que la placa de hielo es más fina. No hacer movimientos bruscos y caminar tranquilamente hasta llegar a la zona de pesca es algo primordial. Una vez establecidos, podemos repartir el peso de nuestro cuerpo y equipaje por diferentes zonas.

Como hemos comentado anteriormente, ir bien equipado de ropa y con bebidas y comidas calientes es fundamental para mantener la temperatura de nuestro cuerpo en buen estado.

Llevar un equipo de seguridad en el equipaje es una gran opción, pero lo mejor es ir siempre acompañado de alguien, y si se conoce la zona, mucho mejor.

Pesca en Hielo: Todo lo que Necesitas Saber
5 (100%) 1 vote