Una de las dudas que siempre nos podemos hacer habitualmente es si no existirá algo igual de rápido que el microondas para calentar, pero para enfriar la comida o cualquier bebida. Parece una realidad que se lleva años trabajando en un invento que vaya en ese sentido, pero de momento no hay resultados convincentes. Por ello, muchos de nosotros utilizamos algunos trucos para enfriar comidas y bebidas rápidamente.

Estos trucos son técnicas que todos podemos emplear en nuestra casa, para poder salir del paso si en algún momento necesitamos hacer hielo rápido para enfriar y no tenemos tiempo suficiente o locales cercanos abiertos para poder ir y comprar hielo.

El agua caliente enfría antes que la fría

Algo que seguro no sabíais es que, para generar cubitos de hielo de una forma rápida y sencilla, es conveniente introducir una cubitera con agua caliente en el congelador, ya que esta se congela más rápido que el agua fría o a temperatura ambiente. Además, los cubitos de hielo que se generan con el agua caliente son completamente transparentes, mientras que los otros son blanquecinos; la presentación de los hielos en las bebidas es importante.

¿Por qué sucede esto? El agua caliente contiene mayor cantidad de enlaces de hidrógeno que el agua fría, por lo que pueden almacenar más energía y las expulsa más rápidamente a una temperatura bajo cero. A esto se le conoce como efecto Mpemba, nombre atribuido de su descubridor, el científico Erasto B. Mpemba

La sal: un complemento ideal para enfriar bebidas

En el caso de tener hielo, pero queremos que este enfríe todavía más rápido, un truco que mucha gente utiliza debido a su gran resultado es agregar sal. Para conseguir esta velocidad de enfriado, solo necesitamos agregar en el mismo recipiente una la bebida a enfriar, hielo y un poco de sal, además de removerlo todo; después esperamos unos minutos.

¿Por qué pasa esto? Al mezclar agua y sal, se produce una reacción endotérmica, la cual es considerado un fenómeno que absorbe energía. Para que la sal se pueda disolver necesita calor, que lo “cogerá” de la lata o la botella, de forma que el frío de los hielos pasará más rápido al recipiente. Esta es una técnica para hacer hielo rápido y que este funcione prácticamente al instante, perfecto para cualquier imprevisto.

Formación de hielo a base de golpes

El título de este apartado suena surrealista, pero aseguramos que funciona a la perfección. Agregamos una botella de agua grande en el congelador (1,5 litros), hasta que el proceso de congelación haya empezado, cerca de una 1 hora y media desde que la introducimos en él. Después, la retiramos, y le damos un golpe seco en el culo de la botella. Podrás comprobar en vivo y en directo como el proceso de hacer hielo rápido se activará delante de tuya, y la botella se congelará de inmediato.

Maneras de hacer hielo rápido de la mano de ITV

La mejor manera de hacer hielo rápido es contando con una de las múltiples máquinas de hielo ITV Ice Makers, las cuales generan cubitos de hielo perfectos y de calidad en cuestión de segundos, siempre preparadas para cualquier imprevisto de hielo.

Dependiendo del uso que estos vayan a tener, deberás elegir una máquina u otra, la cual será elegida por el consumidor y con la ayuda de uno de nuestros expertos, para no fallar en tu elección.

 

¿Sabes algún truco para hacer hielo rápido que no está en la lista? ¿Utilizas tu alguno de los nombrados anteriormente? Cuéntanos tu experiencia al implementar alguno de estos trucos.