113ITV24589En este blog os hemos hablado de miles y curiosos usos y utilidades que puede tener el hielo en la vida cotidiana. Unos trucos han sido ideales para una presentación de comida, otros para efectos en fiestas como Halloween, y algunos simplemente para tomar un buen cocktail. Sin embargo, la importancia del hielo va mucho más allá en este planeta. No solo porque el hielo sea vida, sino porque también la mantiene.

Y es que el hielo no sirve solo para mantener mejor determinados alimentos. Su uso también tiene una función fundamental en la Sanidad. Los trasplantes son posibles gracias a la ayuda del hielo. Según qué órganos, el tiempo de conservación es de tres a cinco horas para el corazón o pulmón, de 12 a 24 horas para el hígado o el páncreas y de unas 48-72 horas para los riñones.

Para conservar los órganos sólidos, las temperaturas aplicadas son sobre los 4ºC. Además, se hace un uso de soluciones con las que no solo se lavan los órganos, sino que también se perfunden para que su enfriamiento sea alcanzado de la forma más rápida y homogénea posible.

Con estas soluciones de preservación pretenden disminuir y frenar todos los procesos de degradación celular y permitir que los órganos funcionen adecuadamente una vez trasplantados. Para el proceso de conservación, se utiliza a veces el sistema circulatorio del paciente, para perfundir los líquidos y así sacar la sangre del órgano.

The importance of ice in organ transplantations

In this blog we have told you about thousands and funny uses for ice in daily life. Some tips have been perfect for a food presentation, others, for effects in parties like Halloween. Others, simply for having a good cocktail. Nevertheless, the importance of ice goes far beyond this planet. Not only because ice is life, but because it also preserves it.

Because ice is not only helpful for better preserving some food. Its use plays a crucial role in healthcare, too. Transplantations are possible thanks to the help of ice. Preservation times range from 3 to 5 hours for the heart or lungs, 12 to 24 hours for the liver or pancreas and 48 to 72 hours for kidneys.

To preserve the solid organs, temperatures must be around 4ºC. Besides, solutions are used with which not only the organs are washed, but they are also perfused so that cooling is the fastest and even possible.

With these preservation solutions one seeks to decrease and halt cell degradation processes and to allow that the organs work well once transplanted. For the preservation process, sometimes the patient’s circulatory system is used to perfuse the fluids and thus take out the blood from the organ.