Para aquellos que ya tienen una maquina de hacer hielo, una duda constante que podrían tener es cómo lograr una mayor producción. Aun cuando tenemos una producción suficiente, seguro que sentimos curiosidad con respecto a cómo aumentar el rendimiento.

Si es este tu caso, tenemos buenas noticias para ti: implementar pequeños ajustes puede lograr un aumento significativo en la producción del hielo sin alterar su calidad en ningún sentido posible.

En ITV Ice Makers, queremos que saques el mayor provecho a tu maquina de hacer hielo, sea nuestra o de otro fabricante. Por ello, te recomendamos hacer buen uso de los siguientes cuatro consejos, completamente accionables, y disfrutes del máximo rendimiento de tu producto.

Condiciones del Agua Utilizada

Cuando se trata de fabricar hielo, el agua lo es todo. Los dos factores principales son la pureza del agua y su temperatura al momento de entrar en la maquina de hacer hielo. Cuando existen niveles relevantes de minerales en el agua, la temperatura de congelación se altera, siendo esta aun más baja de lo estimado por la máquina. Esto quiere decir que el hielo tarda más en congelarse, pues se requiere una temperatura más baja de lo normal.

Luego, claramente, está la temperatura del agua cuando entra a la maquina de hacer hielo. Entre más fría esté el agua, más rápido será el proceso desde el momento inicial. Entre más caliente, más le costará al equipo poder congelar esta agua y crear hielo adecuado para lo que se quiere.

La solución aquí es garantizar un suministro de agua pura y a una temperatura favorable. Es cierto que las maquinas de hacer hielo tienen un filtro de alta eficiencia que funciona internamente. Sin embargo, aplica el mismo principio: el equipo tiene que trabajar más tiempo antes de poder fabricar el hielo.

Temperatura Ambiente

Piensa bien en dónde vas a instalar la maquina de hacer hielo, pues su posición determinará de forma importante el rendimiento de la misma. Un ambiente más frío beneficiará al equipo, el cual tendrá que hacer un menor esfuerzo para fabricar hielo.

Es vital que la máquina pueda enfriarse constantemente durante su estado operativo. Para lograr esto, debe estar en el sitio adecuado, en donde la temperatura pueda bajar y ayudar a los componentes a reducir de forma eficiente su temperatura.

Instalar una maquina de hacer hielo sobre el piso es una buena idea. Sin embargo, el material del piso es sumamente importante. Otros materiales se enfrían más eficientemente que otros, como son los casos de la cerámica y el azulejo.

Mantenimiento de Rutina

Aunque no lo creas, las máquinas de hielo, aún aquellas que gozan de componentes de alta calidad, requieren de un proceso de mantenimiento eventual. Este procedimiento permite que los componentes internos se mantengan en buen estado y, en consecuencia, funcionen de forma óptima.

No hay que esperar que el equipo falle para requerir la ayuda del experto. Al contrario, hay que ver la asistencia técnica como una constante para evitar problemas y mantener la máquina funcionando debidamente en todo momento. Momento clave del mantenimiento es mantener el condensador limpio, pues la acumulación de impurezas, cosa que es común, altera negativamente la capacidad del equipo.

Seleccionando el Tamaño Adecuado del Hielo Fabricado

Este último consejo depende exclusivamente del tipo de maquina de hacer hielo que tengamos en casa o el trabajo. Muchos equipos nos permiten seleccionar el tamaño del cubito de hielo que queremos disfrutar. Aún así, cuando nos ofrecen la opción de elegir, esto no significa que le venga bien a la máquina.

Hay que conocer las especificaciones y capacidades de nuestra maquina de hacer hielo, pues no todos los tamaños de cubito podrían ser adecuados. Solo así sabremos si tenemos que elegir un hielo más o menos grande, más o menos fino. Ajustar este factor puede aumentar exponencialmente el rendimiento, cuidando también la vida útil del equipo.