descarga

Si hay que elegir el lugar más helado del planeta, probablemente muchos elijamos son dudar el continente de la Antártida. Solo lugares remotos como el Everest podrían hacerle competencia. Pero, ¿qué sabemos realmente de esta gigante placa de tierra sita en el polo sur de nuestro planeta?

Es posible que nuestra imagen mental de la Antártida esté formada por nieve, viento, mucho color blanco, pingüinos y algún que otro científico investigando alrededor de las bases que allí tienen instaladas. Pero ahí no acaba la cosa. El continente guarda muchos más secretos que, por su lejanía, la mayoría de mortales desconocemos. Os contamos esos 10 misterios de la Antártida que te dejarán helado:

1. Noches eternas en invierno, días que no acaban en verano

En el lugar más austral del planeta, las noches son eternas en invierno y los días no terminan en verano. Cabe destacar que esta circunstancia no se conoció hasta su descubrimiento total en 1911 por el noruego Roald Amundsen, ya que nunca tuvo poblaciones indígenas. Aunque ya en el siglo XVIII hubo tímidas exploraciones.

2. Más de 1000 habitantes

En este frío territorio actualmente habitan entre 1.000 y 4.000 personas, según la temporada. Hasta un total de 31 países operan en más de 60 centros de investigación y las relaciones internacionales son reguladas por el Tratado Antártico de 1959 que determina su uso pacífico, mantener el status quo de las reclamaciones territoriales, la cooperación para la investigación científica y la conservación de los recursos, entre otros.

antartida chile ffaa

3. Es más seco que el desierto

Aunque este rodeado de nieve y hielo, que es potencial agua dulce, la buena hidratación no está garantizada. De hecho, no hay árboles ni arbustos y apensa existen un par de especies de plantas con flores que sobreviven en los alrededores del continente. Además, los valles secos de McMurdo en la Antártida es el lugar más seco de la Tierra, con muy poca humedad y casi sin nieve o hielo sobre ellos, lo que deriva en ser uno de los hábitats con menos biodiversidad del mundo.

4. El peor frío del mundo

Siempre ha existido el debate sobre qué aire frío es más doloroso: el húmedo o el seco. Sin embargo, en medio de ese debate, se podría colar uno que sin duda es el ganador: el aire en la Antártida. De hecho, es tan frío, que el vapor de agua se puede congelar en el aire, formando pequeños cristales de hielo que luego caen al suelo. La Antártida tiene, a su vez, la temperatura más baja jamás registrada en la Tierra con -89°C en su superficie, registrada el 21 de julio de 1983, en la estación Vostok.

5. Tiene un volcán activo

Puede parecer imposible, pero la lava caliente arde también en la Antártida, ya que posee un volcán en actividad llamado Monte Erebus. De hecho, su cráter es uno de los pocos lagos de lava permanentes del mundo. Hay veces en las que la fumarola del volcán se enfría tanto por la temperatura, que el vapor de agua congelado forma enormes torres huecas de hielo de hasta 10 metros de altura.

6. Vientos grotescos

En promedio, es el continente más ventoso y en algunos lugares pueden llegar a una velocidad de 320 km/h. Se llaman vientos catabáticos y soplan con la fuerza de un huracán.

7. Mucho hielo, más del que imaginas

La capa de hielo que cubre la Antártica es la masa individual más grande de hielo en la Tierra, abarcando un 99% del continente. Si estos hielos se derritieran por completo, se elevaría el nivel del mar en 5 metros promedio, según algunas estimaciones.

8. Algo más que pingüinos

Aunque parezca que son los dominantes del lugar, en realidad, los animales locales más numerosos son los diminutos gusanos nematodos. No obstante, los pingüinos son los más visibles. De hecho, el único animal de sangre caliente que se queda durante el crudo invierno en la Antártida es el pingüino emperador macho. Lo hace para anidar el único huevo puesto por su pareja, mientras la hembra se va a cazar durante 9 semanas al mar y llega para abastecerle en su nacimiento.

9. Grandes geografías escondidas bajo el hielo

La Cordillera Gamburtsev se eleva a 3.000 metros y se extiende por 1.200 kilómetros en medio del continente, pero está enterrada completamente bajo hasta 4.800 metros de hielo. También existe el lago Vostok, que cubre un área 18 veces más grande que nuestro lago Llanquihue y permanece en estado líquido escondido bajo el agua congelada, a 3,7 kilómetros.

10. Un “Gran Cañón” antártico

Existe una grieta que le hace competencia al conocido accidente geográfico estadounidense, que fue descubierta en una expedición en 2009-2010. Tiene unos 100 kilómetros de largo y 1,5 de profundidad.

11. El primer oriundo del lugar

En enero de 1979, nació Emilio Marcos Palma, el primer niño en el continente austral. Fue Argentina quien envió a esta madre embarazada a la Antártida, con el fin de reclamar una parte del continente.

12. Lleno de Meteoritos estrellados

Pocos meses después del primer alunizaje, en 1969, un equipo de glaciólogos japoneses hizo un descubrimiento igualmente importante: los primeros 9 meteoritos hallados en la Antártida. Desde entonces, la colección ha crecido hasta los 20.000 ejemplares.

12 misterios sobre la Antártida que te dejarán helado
2.9 (57.14%) 7 votes