¿Sabías que el hielo puede formar parte de alguna tus rutinas de belleza? En el artículo de hoy vamos a hablarte del hielo para eliminar manchas de tu piel, una opción no conocida por todas las personas que día tras día cuidan su piel.

Sí, la piel es un órgano verdaderamente resistente, pero a su vez, está expuesta a todas horas a las agresiones externas. Una gran cantidad de factores la debilitan y envejecen día a día. Entre estos podemos destacar el sol, los malos hábitos de salud, las toxinas del medio ambiente o la polución, entre otros.

La industria de la cosmética siempre busca nuevas soluciones, sobre todo que sean naturales y efectivas, sin químicos artificiales que se absorban y puedan dañar la salud de las personas que los consuman; pero una solución sencilla y poco conocida es el hielo.

Cómo utilizar el hielo para eliminar las manchas

Como te comentábamos, el frío y en concreto, el hielo, es una forma de tratamiento de la piel alternativa muy interesante para todas aquellas personas que quieran eliminar las sustancias químicas de su piel, o como complemento a sus tratamientos de belleza habituales, ya que:

  • Mejora la circulación de la sangre y, por tanto, le da al rostro una apariencia mucho más saludable y agradable.
  • Aporta flexibilidad y tersura, disminuyendo las líneas de expresión como las patas de gallo.
  • Previene las manchas típicas del envejecimiento y reduce el tamaño de los granos del acné.

¿Cuáles son los beneficios del tratamiento facial basado en el hielo?

  • Si aplicas hielo habitualmente en tu rostro, los poros se cierran y se sellan, algo muy saludable para la piel.
  • Produce un efecto tónico, tensando la piel y manteniéndola firme, por lo que es ideal para usar antes de aplicar el maquillaje diario, dándole uniformidad a la piel.
  • El frío contrae los vasos sanguíneos, por lo que mejora ostensiblemente la circulación. Además, ayuda a evitar la formación de las ya conocidas por muchas “arañas vasculares”; y, por si fuera poco, regenera la piel.
  • Elimina las ojeras si lo aplicas en la parte inferior de los ojos y las manchas de la piel producidas por el sol.

Estos son consejos de como aplicar el hielo en la piel, aunque aconsejamos que, para realizar algún tratamiento un poco más complejo, o acompañar el hielo con alguna crema, consultar con tu dermatólogo.

Aplicar el hielo para cada uno de estos casos es muy sencillo y no vas a tener ninguna dificultad en aplicártelo a diario.

Primero, limpia la piel de tu rostro para que no tengas ni rastro de las impurezas que diariamente lo dañan. Elimina a fondo el maquillaje, y no olvides que este puede quedar adherido porque muchas bases son de larga duración.

A continuación:

  • Envuelve dos o tres cubitos de hielo en un paño o una toalla para rostro.
  • Masajea cada área de tu rostro con este paño frío.
  • Ve haciendo leves presiones con él en cada parte de la cara, despacio y sin prisas para que enfríe poco a poco todo el rostro.
  • Añade movimientos circulares a la vez que presionas, así conseguiremos que esta acción sea mejor.
  • Cuando hayas recorrido toda la cara, tonifica la piel con un tónico facial y posteriormente aplica una crema hidratante para todo el rostro.

Como ves, aplicar el hielo en tu tratamiento de belleza habitual es sencillo, es práctico, es barato y es efectivo. Utilizar el hielo para eliminar manchas es una apuesta segura para tu belleza y para la mejora de tu piel, en todos los sentidos.

Tratamiento facial con hielo: una alternativa muy estimulante
5 (100%) 1 vote