En ITV tenemos claro que en lugares de nieve o hielo, preferimos confiar en un kit decente de protección contra el frío antes que tener que ponernos a cavar nuestra propia cueva de hielo o calentarnos con heces de animales. En ese sentido, cabe destacar que la nueva chaqueta Vollebak de diseño suizo, que pretende ser la ropa de esquí más resistente jamás hecha, es una apuesta segura.

Inspirado en el traje espacial original que se usó para la misión del Apollo 11 de la NASA, la ‘Condition Black’ está hecha con el material ‘Ceraspace’, una tecnología de tela que los fabricantes dicen que puede tolerar repetidas caídas de alta velocidad de hasta 120 km/h después de las últimas pruebas.

Según la marca, esta chaqueta es «lo suficientemente dura como para amortiguar el choque» y, lo que es más importante, mantendrá los órganos centrales calientes y protegidos si algo va horriblemente mal como quedarte bloqueado en casa o en el chalet sin sopletes o nada a mano que te ayuden a retirar la nieve o el hielo y salir al exterior. ¿La guinda del pastel de este enorme kit de supervivencia? Las instrucciones oscuras en la manga muestran diferentes ayudas entre las que no falta la clásica de saber cómo asumir la posición fetal para mantener más calor en el cuerpo.

Vollebak.com