Siberia es una región enorme de Rusia que siempre asociamos a nieve, frío y poca población. Sin embargo, precisamente la nieve, el hielo y otras características también la convierten en un lugar bello para visitar si lo que se busca son unas vacaciones originales. Si es tu caso, siempre es bueno saber cuáles son las mejores zonas que visitar, y algunos de los misterios que se esconden.

1. El yeti de Siberia

Es el lugar donde nació la leyenda. Muchas personas han declarado verlo en el correr de los años pero nunca se ha demostrado nada.

2. Extrañas criaturas en el lago Labynkyr

El lago Labynkyr merece una visita por su espectacularidad, pero también por ser comparado con el Lago Ness debido a las leyendas sobre animales misteriosos rondando sus aguas.

3. El misterio de la Montaña de la Muerte

Sucedió en 1959: 9 estudiantes murieron en circunstancias misteriosas. La tienda en la que dormían se encontró rota por cuchillos. En el suelo se encontraron huellas de personas, pero descalzos pese a las bajas temperaturas. Los cuerpos fueron encontrados sin heridas externas, pero con altos niveles de radiación.

4. El misterio de Tunguska

Tras una explosión misteriosa observada por los pobladores de Tunguska en 1908, nadie sabe aún que sucedió realmente. Se habla de un meteorito y se registraron grandes actividades sísmicas. Sin embargo, no hay un cráter ni nada fuera de lo común.

5. Rocas megalíticas

Encontradas en el 2014, las rocas megalíticas son el descubrimiento más reciente. Cómo se crearon y la razón todavía es algo desconocido y los científicos no han arriesgado teorías al respecto. En la región vivieron muchas tribus pero algunas de sus construcciones todavía no han sido estudiadas por el clima complicado de Siberia.