BUHO NIVAL

Esta preciosa ave vive en el norte del Círculo Polar Ártico, en la Laponia finlandesa.  Es de tamaño grande, los machos son blancos prácticamente en su totalidad de plumaje, las hembras en cambio suelen presentar zonas más oscuras e incluso pueden ser de color pardo. Ambos tienen el iris de color amarillo brillante. Es una delas especies que Finlandia ha declarado oficialmente en peligro de extinción. La razón es la falta de alimento en su hábitat, esto les obliga a viajar incluso hasta Europa Central en busca de alimento. Su dieta se compone principalmente de roedores y aves pequeñas.

LIEBRE ÁRTICA

Localizamos a esta especie en el hábitat extremo de la tundra norteamericana. Consiguen sobrevivir a pesar de no tener periodo de hibernación gracias a diversas adaptaciones. Su piel es gruesa y conserva el calor con mucha eficiencia, sus orejas son acortadas porque la superficie de piel es pequeña para mantener con mayor eficiencia el calor. En ocasiones las liebres árticas cavan hoyos en la nieve donde se acurrucan unas con otras. Nos encontramos con un animal que es ligeramente más grande que los conejos ya que sus patas traseras y orejas son visiblemente más largas. Como podéis adivinar las liebres árticas son muy rápidas incluso pueden alcanzar los 60 kilómetros por hora. Su pelaje es de un blanco brillante en invierno, cosa que facilita su camuflaje durante las épocas invernales de hielo y nieve. En primavera este cambia a gris azulado parecido al color de la vegetación. Al igual que ocurre con el búho nival la comida también puede escasear para las liebres árticas. Cuando esto ocurre estos animales se abastecen de plantas leñosas y musgo que localizan cavando, también pueden alimentarse de capullos, raíces, bayas y corteza de árbol.

LOBO ÁRTICO

Esta especie animal es también conocida por el nombre de lobo ártico o lobo polar y es una subespecie del lobo gris. Su característica distintiva es su pelaje de color blanco. Los localizamos distribuidos por Norteamérica llegando incluso al norte de Groenlandia y Ártico canadiense. Normalmente existe en zonas donde las temperaturas son extremas llegando incluso a los -30 grados centígrados. El pelaje es grueso y muy aislante, muy importante para protegerlos de viento y la nieve. Son un poco más pequeños que los lobos grises, al igual que las liebres árticas estos animales tienen menos superficie de piel para retener mayor energía calórica. Gracias a ello son más ágiles que otros animales más grandes. Tienen los ojos de color café oscuro o amarillo brillante. Socialmente te estructuran en grupos reducidos, de entre cinco o seis miembros que tienen un líder (una pareja alfa). Las crías ocupan un papel muy importante dentro de su jerarquía y son protegidas por el resto de la manada.

OSO POLAR

Tenemos ante nosotros uno de los habitantes del Ártico más representativos, pero ¿conoces de verdad a este precioso animal? Es uno de los carnívoros terrestres más grandes de la Tierra. Se ubica en zonas heladas del hemisferio norte. Una de las características más sorprendentes es el color de su pelaje que no es blanco a pesar de lo que creíamos la inmensa mayoría. La luz del sol se refleja sobre el pelaje y al estar rodeado de hielo blanco se crea una falsa sensación de blanco. Su pelaje en realidad es translúcido y está compuesto por millones de pelos huecos que crean un gran aislamiento que los protege de las bajísimas temperaturas. Es considerado el único súper depredador del ártico, se alimentan de animales que cazan en hielo o tierra, pero también comen focas y belugas cazadas cuando abren agujeros en el hielo para respirar.